Did COVID-19 accelerate the green transition?

Did-COVID-19-accelerate-the-green-transition.jpg

En respuesta al COVID-19, los gobiernos de todo el mundo aprobaron paquetes fiscales por un valor aproximado de 20 billones de USD. La nueva base de datos de Apoyo a las Tecnologías con Baja Emisión de Carbono (LCTS) de la OCDE muestra que países de todo el mundo -miembros de la OCDE, la Unión Europea y el G20- utilizaron estos paquetes fiscales para anunciar 1,29 billones de USD para el desarrollo y despliegue de tecnologías con baja emisión de carbono. Catorce países destinaron más de 10.000 millones de dólares a tecnologías con bajas emisiones de carbono, encabezados por Estados Unidos (616.000 millones), Italia (107.000 millones) y Reino Unido (76.000 millones). Por término medio, los países de la OCDE se comprometieron a gastar el equivalente al 2% de un año de su PIB en tecnologías con bajas emisiones de carbono. Los sectores que recibieron la mayor parte de la financiación son la energía (39%) y el transporte (35%). Gran parte del gasto energético se destina a las energías renovables (como la solar fotovoltaica y la eólica), mientras que el gasto en transporte prioriza la expansión y electrificación de los ferrocarriles y los vehículos de bajas emisiones. En cambio, sólo el 4% de la financiación total se destinó al sector industrial. En comparación con otros sectores, la parte de la financiación destinada a la industria parece pequeña en relación con su elevada contribución a las emisiones anuales globales de gases de efecto invernadero (GEI). Dado que el sector industrial se enfrenta a retos considerables para alcanzar las emisiones netas cero -incluidos los activos de capital de larga duración y la exposición a mercados globales competitivos- los paquetes fiscales post-COVID parecen haber perdido la oportunidad de proporcionar un apoyo a la industria proporcional a sus emisiones y retos de descarbonización. la gran mayoría del gasto apoya el despliegue y la adopción de tecnologías maduras. En cambio, el desarrollo de tecnologías incipientes recibe una parte mucho menor, pues solo el 6,6% del gasto se destina a investigación, desarrollo y demostración (I+D+i) y un 7,8% adicional se canaliza hacia el uso de tecnologías emergentes aún por demostrar plenamente a escala de sistema, así como en el mercado. Entre las tecnologías emergentes, se espera que el hidrógeno reciba la mayor inversión, seguido de las redes inteligentes y la captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS).

 

Sin embargo, se espera que las tecnologías emergentes desempeñen un papel fundamental para alcanzar las emisiones globales netas cero en 2050. Según la AIE, las tecnologías que se encuentran actualmente en una fase temprana de desarrollo deberán representar más de la mitad de la reducción de las emisiones mundiales en 2050. Es posible que las siguientes rondas de gasto fiscal tengan que destinar una mayor parte de la inversión en bajas emisiones de carbono a la I+D+i. También se prevé que el escenario de impulso fiscal verde provoque un pequeño aumento agregado del PIB y el empleo de los países de la OCDE y la UE. La producción bruta aumenta considerablemente en sectores como los equipos de energía eólica (51% de aumento de la producción en 2030) y la energía solar fotovoltaica (48%). El único sector que se contrae significativamente es el de los combustibles fósiles (-9%). La dependencia de los países de los combustibles fósiles disminuye: en 2030, se prevé que el valor de las importaciones de combustibles fósiles en la UE disminuya un 11% y en Norteamérica un 9%. El informe también muestra que el impacto del apoyo a la I+D+i en la reducción de emisiones aumenta con el tiempo: en 2030, sólo el 5% de las reducciones de emisiones se deben a la inversión en I+D+i, pero en 2050 la I+D+i representa el 26% de las reducciones de emisiones. Esto se debe al aumento de la productividad de las tecnologías limpias, a la reducción significativa de los costos, por ejemplo, las baterías, el hidrógeno, la energía eólica y la energía solar fotovoltaica, y a la difusión transfronteriza de los conocimientos. Para 2050, un dólar gastado en I+D+i induce seis veces más reducciones de emisiones acumuladas que el mismo dólar invertido en apoyar la adopción.

 

El informe analiza el impacto de la pandemia de COVID-19 en la transición hacia una economía más sostenible. A través de un examen detallado de datos y tendencias, se concluye que si bien la crisis de la pandemia generó una disminución temporal en las emisiones de carbono debido a la paralización de la actividad económica, no ha sido suficiente para impulsar de manera significativa la transición verde. Se argumenta que se necesitan medidas políticas y económicas más sólidas para lograr un cambio sostenible a largo plazo, y que la recuperación económica post-COVID-19 presenta una oportunidad clave para acelerar la adopción de prácticas y tecnologías más amigables con el medio ambiente.

Para leer más ingrese a:

https://www.oecd-ilibrary.org/science-and-technology/did-covid-19-accelerate-the-green-transition_29bd5a72-en

https://www.oecd-ilibrary.org/deliver/29bd5a72-en.pdf?itemId=%2Fcontent%2Fpaper%2F29bd5a72-en&mimeType=pdf

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca los documentos, noticias y tendencias más relevantes del sector eléctrico

Buscador de documentos
Buscador de noticias y tendencias

Banco de Información

Descripción del semáforo tecnológico

Los documentos se clasifican en varios colores tipo semáforo tecnológico que indican el nivel de implementación de la tecnología en el país

Tecnología en investigación que no ha sido estudiado o reglamentado por entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera focal y se encuentra en estudio por parte de las entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera escalable y se encuentran políticas y regulaciones focales establecidas.

La tecnología se aplica a través de servicios  y se encuentran políticas y regulaciones transversales establecidas.

La tecnología se aplica de manera generalizada  y se tiene un despliegue masivo de esta.

Para acceder a todos los documentos publicados y descargarlos ingresa aquí