Environmentally adjusted multifactor productivity

Environmentally-adjusted-multifactor-productivity.jpg

Este documento perfecciona el marco de la OCDE para medir el crecimiento de la productividad multifactorial ajustada al medio ambiente. Este documento va más allá y contabiliza también el uso del capital natural renovable, incluidos los recursos terrestres (tierras de cultivo, pastos y bosques), los recursos biológicos no cultivados (pesca silvestre y madera no cultivada) y los servicios ecosistémicos (protección costera por manglares y servicios ecosistémicos forestales no madereros). Se presenta una serie actualizada del indicador, con una cobertura geográfica ampliada a todos los países de la OCDE y del G20 para el periodo 1996-2018. Este documento también propone una metodología para contabilizar los recursos energéticos renovables (hidroeléctricos, eólicos y solares) y presenta resultados exploratorios para un subconjunto de países. Los indicadores aquí presentados permiten identificar mejor las fuentes de crecimiento económico y evaluar con mayor precisión las perspectivas de crecimiento a largo plazo. La productividad multifactorial es una medida exhaustiva de la productividad en la que la función de producción subyacente tiene en cuenta múltiples factores de entrada, tradicionalmente el trabajo y el capital producido. Aunque la productividad monofactorial es intuitivamente simple, dicha medida ofrece una imagen sesgada de la economía porque atribuye toda la variación en el crecimiento de la producción a un único factor de entrada (por ejemplo, el consumo de combustibles fósiles o recursos materiales), mientras que se ignora el papel de otros factores. La productividad multifactorial pretende subsanar esta deficiencia y, como tal, es un componente valioso del conjunto de indicadores principales de crecimiento verde de la OCDE. A largo plazo, el crecimiento de la productividad conduce a un aumento de la renta per cápita media y del nivel de vida material. En el contexto de los esfuerzos mundiales por limitar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, el crecimiento de la productividad no debe lograrse a expensas del medio ambiente. Esta es la razón por la que el indicador de crecimiento de la productividad multifactorial ajustada al medio ambiente (EAMFP) ha sido identificado como un indicador principal de crecimiento verde de la OCDE. El EAMFP mide la capacidad de un país para generar ingresos a partir de un conjunto determinado de insumos, incluidos los recursos naturales y los servicios ecosistémicos, teniendo en cuenta al mismo tiempo la producción de resultados medioambientales no deseados. El marco de medición de la EAMFP y los indicadores asociados complementan las medidas tradicionales de productividad ampliamente utilizadas por los responsables de las políticas económicas y financieras, y fomentan así una mayor consideración de las preocupaciones medioambientales en las decisiones de política económica.

 

La principal ventaja del marco de medición de la EAMFP es que permite una evaluación más exhaustiva de los resultados económicos. La omisión del capital natural puede hacer que los indicadores convencionales de la MFP pasen por alto importantes determinantes del crecimiento a largo plazo. Este descuido, a su vez, puede dar lugar a una evaluación errónea de las perspectivas de crecimiento y a decisiones políticas inadecuadas. Dado que los efectos cada vez más graves, interconectados y a menudo irreversibles del cambio climático amenazan los ecosistemas, la biodiversidad y los sistemas humanos, es vital cuantificar la dependencia de los recursos naturales para alimentar el crecimiento económico. El marco de contabilidad del crecimiento permite identificar las fuentes del crecimiento económico. Ofrece oportunidades para desarrollar múltiples indicadores útiles para el análisis del crecimiento verde y la elaboración de políticas. En primer lugar, la contribución al crecimiento del capital natural, que mide qué parte del crecimiento de la renta depende del uso de recursos naturales en total, o por separado para los no renovables (por ejemplo, petróleo, carbón, minerales) y los renovables (por ejemplo, tierra, madera, peces silvestres). En segundo lugar, el ajuste del crecimiento por reducción de la contaminación, que es una medida del grado de crecimiento de la renta que se ha logrado a costa de generar contaminación (por ejemplo, emisiones a la atmósfera). De los resultados empíricos pueden extraerse varias conclusiones clave. En primer lugar, las tasas de crecimiento de la EAMFP expresadas como porcentaje del crecimiento de la producción tienden a ser más elevadas en los países de la OCDE que en las economías de los socios clave. La diferencia en el crecimiento de la EAMFP entre estos dos grupos de países aumentó durante la última década. Un factor que puede explicar los diferentes resultados globales de crecimiento es el grado en que los países dependen del capital producido para generar ingresos, una fuente importante de crecimiento en las economías de los Socios Clave. Esto contrasta con los países de la OCDE, en los que el aumento de la productividad ha sido el principal contribuyente al crecimiento de la producción durante las dos últimas décadas, mientras que la intensificación del capital ha sido más moderada. En segundo lugar, aunque la contribución del capital natural al crecimiento de la renta es pequeña en general, es considerable en muchos países. En particular, la extracción de recursos no renovables está contribuyendo a una parte importante del crecimiento de la renta en Brasil, Perú, China, India e Indonesia, así como en países de la OCDE como Chile, Colombia y Australia, lo que suscita preocupación sobre su capacidad para mantener estas tasas de crecimiento a largo plazo. 

 

El informe se refiere a una medida que evalúa la eficiencia económica de la producción considerando los impactos ambientales. Esta métrica tiene en cuenta no solo la cantidad de insumos (como capital y trabajo) utilizados en la producción, sino también los efectos ambientales asociados con esos insumos, como las emisiones de carbono o el uso de recursos naturales. Al ajustar la productividad multifactorial para incorporar consideraciones ambientales, se busca evaluar de manera más holística y sostenible la eficiencia económica, fomentando prácticas y procesos de producción que minimicen su impacto en el medio ambiente y promuevan un desarrollo más sostenible a largo plazo.

Para leer más ingrese a:

https://www.oecd-ilibrary.org/environment/environmentally-adjusted-multifactor-productivity_9096211d-en

https://www.oecd-ilibrary.org/deliver/9096211d-en.pdf?itemId=%2Fcontent%2Fpaper%2F9096211d-en&mimeType=pdf

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca los documentos, noticias y tendencias más relevantes del sector eléctrico

Buscador de documentos
Buscador de noticias y tendencias

Banco de Información

Descripción del semáforo tecnológico

Los documentos se clasifican en varios colores tipo semáforo tecnológico que indican el nivel de implementación de la tecnología en el país

Tecnología en investigación que no ha sido estudiado o reglamentado por entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera focal y se encuentra en estudio por parte de las entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera escalable y se encuentran políticas y regulaciones focales establecidas.

La tecnología se aplica a través de servicios  y se encuentran políticas y regulaciones transversales establecidas.

La tecnología se aplica de manera generalizada  y se tiene un despliegue masivo de esta.

Para acceder a todos los documentos publicados y descargarlos ingresa aquí