Explanatory memoranda of the OECD Privacy Guidelines

Explanatory-memoranda-of-the-OECD-Privacy-Guidelines.jpg

En 1980, la OCDE adoptó las Directrices para la Protección de la Intimidad y la Circulación Transfronteriza de Datos Personales para abordar las preocupaciones derivadas del creciente uso de datos personales y el riesgo para las economías mundiales derivado de las restricciones a la circulación transfronteriza de información. Las Directrices de 1980, que contenían el primer conjunto de principios de privacidad acordados internacionalmente, han influido en la legislación y las políticas de los países miembros de la OCDE y de otros países. Enmarcadas en un lenguaje conciso y tecnológicamente neutro, han demostrado ser notablemente adaptables a los cambios tecnológicos y sociales. Sin embargo, los cambios en el uso de los datos personales, así como los nuevos enfoques de la protección de la privacidad, han hecho que las Directrices de 1980 necesiten actualizarse en una serie de aspectos importantes. En el campo de la política de la información, la tecnología es tal que ninguna expresión internacional de principios puede ser inmune a las fuerzas del cambio. En las tres últimas décadas, los datos personales han pasado a desempeñar un papel cada vez más importante en las economías, las sociedades y la vida cotidiana. Las innovaciones, especialmente en las tecnologías de la información y la comunicación, han repercutido en el funcionamiento de las empresas, la administración pública y las actividades personales de los individuos. Las nuevas tecnologías y los usos responsables de los datos están produciendo grandes beneficios sociales y económicos. El volumen de datos personales que se recogen, utilizan y almacenan es enorme y sigue creciendo. Las modernas redes de comunicaciones permiten una accesibilidad global y flujos de datos continuos y multipunto. Los usos potenciales de los datos personales han aumentado enormemente como resultado de la amplia gama de análisis que pueden proporcionar una visión completa de los movimientos, intereses y actividades de los individuos. Al mismo tiempo, la abundancia y persistencia de los datos personales han elevado los riesgos para la privacidad de las personas. Los datos personales se utilizan cada vez más de formas no previstas en el momento de su recogida. Casi todas las actividades humanas dejan algún tipo de rastro de datos digitales, lo que facilita cada vez más el seguimiento del comportamiento de las personas. Las violaciones de la seguridad de los datos personales son frecuentes. Estos riesgos crecientes señalan la necesidad de salvaguardias más eficaces para proteger la privacidad.

 

La Recomendación de la OCDE sobre los Principios para la Elaboración de Políticas de Internet abogaba por un refuerzo de la coherencia y la eficacia en la protección de la privacidad a escala mundial. Aunque las Directrices de Privacidad de la OCDE tienen un alcance más amplio que las políticas de Internet. A medida que la economía y la sociedad dependan en mayor medida de usos más amplios e innovadores de la información personal que pueda recopilarse, almacenarse y analizarse con mayor facilidad. También se está trabajando en marcos nacionales de protección de la intimidad en todo el mundo, desde Australia a Brasil, pasando por China y Estados Unidos. A la luz de todos estos acontecimientos, la OCDE llegó a la conclusión de que era el momento adecuado para emprender una revisión sustantiva de las Directrices de 1980. El informe, en primer lugar, hace hincapié en la aplicación práctica de la protección de la privacidad mediante un enfoque basado en la gestión de riesgos. En segundo lugar es la necesidad de redoblar los esfuerzos para abordar la dimensión global de la privacidad a través de la mejora de la interoperabilidad. La Recomendación de la OCDE sobre los Principios para la Elaboración de Políticas de Internet pedía un refuerzo de la coherencia y la eficacia en la protección de la privacidad a nivel mundial. Aunque las Directrices de Privacidad de la OCDE tienen un alcance más amplio que las políticas de Internet, la Recomendación de 2011 es, no obstante, instructiva. El Comunicado adjunto a la Recomendación de 2011 con fines informativos explica que es probable que los retos actuales en materia de privacidad se agraven «a medida que la economía y la sociedad dependan en mayor medida de usos más amplios e innovadores de la información personal que pueda recopilarse, almacenarse y analizarse con mayor facilidad». En todo el mundo se están examinando y perfeccionando los marcos de protección de la intimidad. El daño potencial para las personas derivado del uso indebido de sus datos personales, tanto si se pierden accidentalmente como si son robados a propósito, puede ser significativo. Las organizaciones que sufren una violación suelen incurrir en costes significativos para responder a ella, determinar su causa y aplicar medidas para evitar que se repita. El impacto en la reputación también puede ser significativo. Una pérdida de confianza puede tener graves consecuencias para las organizaciones. Por ello, la seguridad de los datos personales se ha convertido en un tema de gran preocupación para gobiernos, empresas y particulares. En muchos países se han aprobado o propuesto leyes de notificación de violaciones que obligan a los responsables del tratamiento de datos a informar a los particulares y/o a las autoridades cuando se ha producido una violación de la seguridad.

 

El informe proporciona una explicación detallada de los principios y estándares en materia de privacidad de datos. Estas directrices sirven como un marco internacionalmente reconocido para la protección de la privacidad en la era digital. Las memorias explicativas ofrecen una guía comprensiva sobre la aplicación de estos principios, abordando cuestiones clave como la recopilación de datos, el consentimiento, la seguridad de la información y la transferencia internacional de datos. Además, destacan la importancia de la cooperación transfronteriza y el papel de las autoridades de protección de datos en su implementación efectiva. Estas memorias explicativas son esenciales para entender y aplicar adecuadamente las directrices y promover un enfoque equilibrado entre la protección de la privacidad y la libre circulación de datos en la economía global.

Para leer más ingrese a:

https://www.oecd-ilibrary.org/science-and-technology/explanatory-memoranda-of-the-oecd-privacy-guidelines_ea4e9759-en

https://www.oecd-ilibrary.org/deliver/ea4e9759-en.pdf?itemId=%2Fcontent%2Fpaper%2Fea4e9759-en&mimeType=pdf

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca los documentos, noticias y tendencias más relevantes del sector eléctrico

Buscador de documentos
Buscador de noticias y tendencias

Banco de Información

Descripción del semáforo tecnológico

Los documentos se clasifican en varios colores tipo semáforo tecnológico que indican el nivel de implementación de la tecnología en el país

Tecnología en investigación que no ha sido estudiado o reglamentado por entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera focal y se encuentra en estudio por parte de las entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera escalable y se encuentran políticas y regulaciones focales establecidas.

La tecnología se aplica a través de servicios  y se encuentran políticas y regulaciones transversales establecidas.

La tecnología se aplica de manera generalizada  y se tiene un despliegue masivo de esta.

Para acceder a todos los documentos publicados y descargarlos ingresa aquí