Impacto de la conectividad digital en hogares liderados por mujeres, individuos de pueblos indígenas o afrodescendientes en Ecuador

Impacto de la conectividad digital en hogares liderados por mujeres, individuos de pueblos indígenas o afrodescendientes en Ecuador

El objetivo de este documento es estudiar el efecto socioeconómico de las tecnologías digitales (uso de Internet o computadora y tenencia de celular) en Ecuador, abordando el análisis desde un enfoque cuantitativo (modelo econométrico). El análisis cuantitativo se centra en el impacto diferenciado del uso de tecnologías digitales en los ingresos y el empleo en individuos residentes de hogares liderados por hombres o mujeres, en individuos pertenecientes a pueblos indígenas y en individuos de etnia afrodescendiente. Asimismo, la investigación también mide el impacto de dichas tecnologías en subgrupos de las categorías precedentes desagregados por sexo, nivel educativo y zonas geográficas. En términos de resultados, si bien las tecnologías digitales contribuyen al aumento de los ingresos (y, por lo tanto, generan un beneficio económico) de los individuos que viven en hogares liderados por mujeres o de los individuos que pertenecen a pueblos indígenas o afrodescendientes, su impacto en el largo plazo en relación con otros grupos sociales presenta importantes diferencias. Este documento presenta los resultados sobre el impacto socioeconómico del uso de Internet y computadora y la tenencia de celular en poblaciones vulnerables de Ecuador. El estudio analiza el impacto diferenciado del uso de tecnologías digitales en los ingresos y el empleo en individuos, de acuerdo al sexo de la jefatura de hogar, identificación con pueblos indígenas y etnia afrodescendiente, de modo comparativo con el resto de los grupos sociales (como mestizos y blancos). Asimismo, la investigación también exa- mina el impacto en subgrupos por sexo, nivel educativo y zonas geográficas de residencia (urbano/rural). La metodología apunta a aproximar el efecto causal del uso de Internet y computadora y la tenencia de celular en los indicadores socioeconómicos de interés, como el empleo y el ingreso, mediante el uso de datos de panel y la aplicación de las técnicas de emparejamiento por puntaje de propensión (en inglés, Propensity Score Matching o PSM) y diferencia-en-diferencias (DiD). El análisis se divide en dos componentes: i) el análisis de corto plazo para los períodos 2013–14 y 2015–16 que aprovecha la estructura de panel de la Encuesta de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU); y ii) el análisis de largo plazo que utiliza la interpretación de la variable de tratamiento en el período 2015–20 dado su mejor nivel de significancia y la cantidad de observaciones. Es importante detallar que con la aplicación de los mecanismos estadísticos planteados se reduce el sesgo de selección por variables observables y no observables, lo que no solo permite aproximar la correlación sobre los resultados sino también estimar el efecto causal del impacto debido al uso de los servicios tecnológicos sobre las variables socioeconómicas de interés. En ambos casos, se utiliza información descriptiva que combina los datos del regulador sectorial ARCOTEL y de la encuesta ENEMDU para caracterizar los grupos de interés e identificar los niveles de uso de los servicios. Así, por un lado, la mayoría de la población que pertenece a hogares liderados por mujeres se encuentra en regiones urbanas, al igual que la mayor parte de la población de etnia afrodescendiente, mientras que la mayoría de la población perteneciente a pueblos indígenas habita en áreas rurales. En ese sentido, y considerando que las zonas urbanas proveen un efecto de derrame social importante, se prevén resultados positivos para los grupos que se encuentran en este tipo de localidades. De modo general, para el análisis según el sexo de la jefatura de hogar, se comprueba el impacto positivo del uso de Internet sobre el ingreso laboral de los individuos dentro de algunos de los subgrupos estudiados. 

En el corto plazo, el impacto se estima en 19,94% respecto al ingreso esperado si los individuos pertenecen a hogares liderados por mujeres, en comparación con el impacto de 6,88% para la población que habita en hogares liderados por hombres. En el largo plazo, el cálculo estimado arroja un impacto de 22,30%, para la población que posee Internet y pertenece al grupo de individuos que vive en hogares liderados por mujeres, frente al 15,91% de los individuos que residen en hogares liderados hombre. En la misma línea, el efecto positivo en la zona urbana es mayor para los individuos residentes de hogares liderados por mujeres (18,15%) en comparación con los individuos residentes de hogares liderados por hombres (8,04%), a lo que se añade el impacto para el primer grupo cuando posee un mayor nivel de escolaridad. La evaluación del impacto sobre el empleo por el uso de Internet establece que la probabilidad de conseguir empleo para una mujer que pertenece a un hogar liderado por mujeres es de 6,55 puntos porcentuales (p.p.); mientras que, para la misma población que se encuentra dentro de un hogar liderado por hombres es menor, con 5,41 p.p. Asimismo, para el grupo de población de hogares con jefatura hombre se observa un impacto para la zona urbana (5,65 p.p.) e individuos con mayor escolaridad (5,43 p.p.). Si bien para los individuos pertenecientes a pueblos indígenas o etnia afrodescendiente no se registra ningún efecto, en el resto de los grupos sociales se pueden notar similares resultados que para la población general, aunque en mayor magnitud. Es decir, mayor probabilidad de tener empleo para mujeres (5,71%), en zonas urbanas (5,28%) y con mayor escolaridad (7,20%). En cuanto al efecto en el ingreso a partir del uso de computadora, se observa que el impacto para la población de hogares con jefatura mujer es mayor que para el grupo de individuos con jefatura hombre (18,15% y 6,45% de aumento, respectivamente). Asimismo, para las mujeres que habitan hogares liderados por mujeres, se registra un impacto de 23,96%, mientras que para los hombres de hogares liderados por hombres el efecto es de 9,14%. Esta diferencia puede atribuirse a que las mujeres promueven mejor el empoderamiento de sus congéneres (es decir el efecto imitativo de madres a hijas) a través del uso de tecnología para actividades educativas, principalmente. Particularmente, la probabilidad de conseguir empleo para la población que vive en hogares liderados por mujeres que usan computadora no presenta un impacto significativo; sin embargo, en el caso de mujeres dentro de un hogar liderado por hombres, estas registran mayor probabilidad de obtener empleo (4,85%) con relación a los hombres en el mismo tipo de hogar (4,37%). En lo que corresponde al análisis del impacto en el ingreso generado por la tenencia de celular, el efecto en individuos residentes de hogares con jefatura mujer es mayor que para los individuos de hogares con jefatura hombre (20,49% y 12,65%, respectivamente). Es importante tener en cuenta que probablemente el mayor impacto de la tenencia de celular frente al uso de Internet se deba al uso del celular tanto para comunicaciones de voz como para banda ancha móvil y como dispositivo de acceso a la banda ancha fija (o sea, como Fixed Wireless Access). Es importante notar que en el caso de individuos pertenecientes a pueblos indígenas se registra un impacto superior que para el resto de los grupos sociales. 

En los individuos pertenecientes a pueblos indígenas se observa un impacto importante en las zonas urbanas (46,61%), lo que podría reafirmar el concepto inicial de beneficio en el uso de Internet. Los individuos pertenecientes a pueblos indígenas que migran a las zonas urbanas y son primeros adoptantes se ven beneficiados del efecto de derrame de dichas geografías. Al analizar los efectos en el largo plazo y cuando se distingue por sexo del jefe del hogar, se determina que los hogares liderados por mujeres registran un mayor impacto en el ingreso que aquellos liderados por hombres, en los subgrupos de hombres (66,66%), mujeres (44,8%), rural (63,55%) y escolaridad de menos de 8 años (66,01%). En términos del impacto en el empleo por la tenencia de celular se observa un mayor nivel en hogares liderados por mujeres que en aquellos liderados por hombres. Para el período comparable (2013–14) con los hallazgos sobre uso de Internet y computadora, se nota un efecto mayor en la creación de empleo para los individuos de hogares liderados por mujer (6,26 p.p.) frente a individuos de hogares liderados por hombres (4,62 p.p.); finalmente, en la zona urbana se nota un ligero incremento en el caso del grupo con jefe de hogar hombre. En resumen, si bien las tecnologías digitales contribuyen al aumento de los ingresos (y, por lo tanto, la generación de beneficio económico) de los individuos de hogares liderados por mujeres o de los individuos pertenecientes a pueblos indígenas o afrodescendientes, su impacto en relación con otros grupos sociales presenta numerosas diferencias. El avance de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ha tenido un impacto significativo en la sociedad, porque ha generado cambios profundos en diversos ámbitos de la vida cotidiana de las personas y en términos de beneficios económicos. Es así como la conectividad digital se ha convertido en una herramienta fundamental para acceder a información, servicios y oportunidades educativas y laborales. Sin embargo, más allá de la denominada “brecha de oferta” (es decir, la falta de servicio debido a la ausencia de cobertura), existe una “brecha de demanda” que afecta de manera desigual a distintos grupos de la población, lo que plantea interrogantes particulares sobre su impacto en términos de sexo y diversidad social. Como es obvio, es imperativo cuantificar estas barreras para la implementación de políticas públicas orientadas a resolver estas fallas sociales de mercado. En este contexto, el propósito del siguiente estudio es generar un conjunto sólido de evidencia empírica relativo al impacto de la conectividad digital en hogares liderados por mujeres o en el caso de individuos de pueblos indígenas o afrodescendientes en América Latina y el Caribe. Este documento busca contribuir a la comprensión de las desigualdades en el impacto de la conectividad digital y su relación con variables de sexo y diversidad, proporcionando evidencias que permitan orientar acciones y políticas públicas con el fin de reducir estas brechas y promover una sociedad digital más inclusiva y equitativa. Este documento presenta los resultados sobre el impacto socioeconómico del uso de Internet y computadora y de la tenencia de celular en Ecuador. El trabajo abarca el análisis del impacto diferenciado por tecnología, considerando individuos que pertenecen a los hogares liderados por mujeres y a los dos grupos sociales referidos arriba. El estudio se basa en las metodologías de emparejamiento y DiD para aproximar el efecto causal del uso de las tecnologías en los indicadores socioeconómicos de interés mediante el uso de datos de panel para los períodos 2011–16.

 

El informe examina el impacto de la conectividad digital en hogares liderados por mujeres, individuos de pueblos indígenas o afrodescendientes en Ecuador. La conectividad digital se ha convertido en un elemento crucial para el desarrollo económico y social, pero su acceso y uso no son uniformes entre todos los grupos de la población. En el caso de Ecuador, se observa una brecha digital significativa que afecta de manera desproporcionada a estos grupos específicos. El informe destaca que la falta de conectividad digital limita el acceso a oportunidades de educación, empleo, servicios de salud y participación cívica. Esto se traduce en una desventaja para estos hogares en términos de inclusión social y desarrollo económico. La conectividad digital es una herramienta clave para la inclusión económica y social, ya que permite acceder a información, oportunidades de empleo y servicios básicos. También, el informe señala que la brecha digital también está relacionada con factores como el nivel educativo, el ingreso y la ubicación geográfica. Los hogares liderados por mujeres, individuos de pueblos indígenas o afrodescendientes tienden a tener niveles más bajos de educación e ingresos, lo que dificulta aún más su acceso a la tecnología y su capacidad para aprovechar sus beneficios. Además, la falta de infraestructura de conectividad en áreas rurales o remotas agrava esta situación, limitando aún más las oportunidades para estos grupos. El informe destaca la importancia de políticas públicas y programas específicos para reducir la brecha digital y promover la inclusión digital de estos grupos. Esto incluye medidas como la expansión de la infraestructura de conectividad, la capacitación en habilidades digitales, el acceso a dispositivos asequibles y la creación de contenido relevante y culturalmente adecuado. Estas acciones son fundamentales para garantizar que todos los ecuatorianos tengan igualdad de oportunidades en la era digital y puedan beneficiarse plenamente de sus ventajas.

Para leer más ingrese a:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca los documentos, noticias y tendencias más relevantes del sector eléctrico

Buscador de documentos
Buscador de noticias y tendencias

Banco de Información

Descripción del semáforo tecnológico

Los documentos se clasifican en varios colores tipo semáforo tecnológico que indican el nivel de implementación de la tecnología en el país

Tecnología en investigación que no ha sido estudiado o reglamentado por entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera focal y se encuentra en estudio por parte de las entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera escalable y se encuentran políticas y regulaciones focales establecidas.

La tecnología se aplica a través de servicios  y se encuentran políticas y regulaciones transversales establecidas.

La tecnología se aplica de manera generalizada  y se tiene un despliegue masivo de esta.

Para acceder a todos los documentos publicados y descargarlos ingresa aquí