Innovation and Adaptation in the Climate Crisis: Technology for the New Normal  

2401-05WEFdig

n los últimos años, el planeta se ha visto sacudido por fenómenos meteorológicos extremos -desde las inundaciones de 2021 en Alemania hasta los incendios forestales del 2023 en Hawai, el este de Canadá y Australia-, lo que no deja lugar a dudas de que los efectos del cambio climático están llegando.  La ciencia climática tiene claro que estos impactos serán más volátiles: la continuación de las emisiones actuales y la degradación de la naturaleza se correlacionan con un aumento de los fenómenos repentinos y lentos en esta década. Mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) nunca ha sido tan urgente. Al mismo tiempo, las comunidades, las empresas y los gobiernos deben adaptarse a los cambios presentes y futuros. La adaptación es el proceso de evolucionar ante los efectos del cambio – en este caso, ajustar los sistemas ecológicos, sociales y económicos para paliar los impactos del cambio climático. Esto incluye la respuesta a crisis por fenómenos extremos como inundaciones e incendios forestales. También abarca enfoques polifacéticos y ágiles para navegar por un mundo en el que ya no se puede dar por sentada la confiabilidad de las condiciones climáticas y meteorológicas. Los dirigentes necesitan nuevas formas de inteligencia para dotar de resiliencia a sus comunidades y empresas. En el camino, los pioneros descubrirán que esto no es sólo una estrategia de mitigación de riesgos, sino también una fuente de ventaja competitiva. Existen múltiples enfoques interdependientes para la adaptación al cambio climático, como los incentivos económicos, la política y la regulación, la intervención local y los enfoques basados en la naturaleza. La tecnología es un factor clave en todos ellos, pues ayuda a los líderes no sólo a evaluar el riesgo climático, sino también a identificar soluciones y a crear resiliencia en el mundo real. Las tecnologías digitales y basadas en datos, en particular, serán una fuente fundamental de protección y creación de valor adaptativo. Los avances en estas tecnologías -en particular la inteligencia artificial (IA)- han sido una de las principales historias de 2023. Este informe esboza las funciones que las tecnologías digitales y basadas en datos pueden desempeñar en el apoyo a la adaptación al cambio climático, desde el refuerzo del análisis de riesgos y la protección de las cadenas de suministro hasta la potenciación de los procesos de I+D y descubrimiento para producir la próxima generación de tecnologías climáticas. El Grupo de Trabajo sobre Tecnología para la Adaptación al Cambio Climático, auspiciado por el Centro para la Cuarta Revolución Industrial del Foro Económico Mundial, se reunió para elaborar este informe y avanzar en las aplicaciones y conocimientos relacionados con la tecnología para la adaptación al cambio climático. Sus miembros han sido esenciales para trazar el alcance de este informe y aportar conocimientos específicos a sus capítulos. No existe una solución tecnológica milagrosa para el cambio climático. Es más, no hay sustituto para una mitigación profunda y rápida de las emisiones de GEI. Los efectos del cambio climático ya están aquí y no pueden ignorarse. La tecnología ofrece una forma de gestionar estos impactos, de adaptarse y de aportar más claridad a un futuro incierto. Los efectos del cambio climático -en forma de fenómenos extremos y de evolución lenta- son cada vez más frecuentes e intensos. El cambio climático amenaza hoy a las personas, las empresas y la naturaleza. En las regiones vulnerables de todo el mundo, entre 3.300 y 3.600 millones de personas están expuestas a los efectos del cambio climático

Casi la mitad de la población mundial es vulnerable a los efectos del cambio climático. Prácticamente todos los sectores de la economía mundial están expuestos a algún grado de riesgo relacionado con el clima. La tecnología es esencial para crear capacidad de adaptación, impulsar la innovación y aportar nuevas capacidades a líderes y comunidades. No existe una panacea tecnológica que pueda hacer frente al cambio climático; no hay sustituto para una mitigación profunda y rápida de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Sin embargo, la tecnología -en concreto, la tecnología digital y la basada en datos- puede ayudar a los dirigentes a gestionar los crecientes riesgos asociados a los efectos climáticos y desbloquear nuevas oportunidades en el camino. Un conjunto emergente de tecnologías -todas ellas sinérgicas con la inteligencia artificial (IA) y la informática avanzada- apoyan una estrategia integral de adaptación y desempeñan un papel clave en cada etapa del «ciclo de adaptación»: Comprensión de riesgos y oportunidades – La IA, la observación de la Tierra, el internet de las cosas (IoT) y los drones están transformando la forma en que los líderes recopilan, procesan y analizan la información. Estas tecnologías proporcionan información sobre cómo está cambiando la Tierra a nivel planetario y cómo pueden afectar sus efectos a las empresas y las comunidades locales. Aumento de la resiliencia frente a los impactos climáticos: la IA está ayudando a aumentar la resiliencia de infraestructuras críticas, como los sistemas de gestión de inundaciones, mediante la optimización y el mantenimiento en tiempo real. La observación de la Tierra y la IO están aportando una nueva precisión a herramientas críticas de resiliencia, como los sistemas de alerta temprana. La observación de la Tierra, junto con los drones, puede proporcionar una visión de las zonas de difícil acceso tras un suceso extremo. Los drones también se están utilizando para hacer entregas de ayuda de emergencia y apoyar las operaciones de búsqueda y rescate. Las capacidades de predicción y optimización de la IA mejoran el conocimiento de la situación. La crisis climática exige adaptación. Las tecnologías digitales y basadas en datos ya desempeñan un papel fundamental en los esfuerzos de adaptación en todo el mundo; están preparadas para una adopción a gran escala y un mayor impacto cuando cuenten con el apoyo de la colaboración abierta, la mejora de la financiación y un entorno político propicio. Los fenómenos meteorológicos extremos no son los únicos efectos del cambio climático. Los fenómenos de aparición lenta, como el aumento de las temperaturas globales, están dañando la agricultura, la biodiversidad y la salud humana. Los glaciares y los casquetes polares se están derritiendo, y el aumento del nivel del mar amenaza a las comunidades costeras por la erosión, las inundaciones y la intrusión de agua salada. Los regímenes de precipitaciones estacionales están cambiando, lo que provoca un aumento de las lluvias en algunas zonas y la desertificación en otras. En el mundo natural, se han traspasado seis de los nueve límites planetarios, lo que dibuja un sombrío panorama de la salud de la Tierra. Los sistemas climáticos, naturales y socioeconómicos pueden estar cerca de puntos de inflexión, en los que cambios relativamente pequeños provocan cambios irreversibles.

El informe destaca la urgente necesidad de abordar la crisis climática mediante la implementación de tecnologías innovadoras. En el contexto del cambio climático y sus impactos cada vez más evidentes, el informe destaca cómo la innovación tecnológica puede desempeñar un papel crucial en la creación de soluciones adaptativas para enfrentar los desafíos que presenta el nuevo panorama climático. El documento analiza la magnitud de la crisis climática y sus consecuencias a nivel global. Se destacan fenómenos extremos, como eventos climáticos intensos, el aumento del nivel del mar y la pérdida de biodiversidad, subrayando la necesidad de respuestas efectivas y sostenibles. En este contexto, se resalta la importancia de la innovación tecnológica como un catalizador para abordar los problemas ambientales de manera integral. El informe también examina ejemplos específicos de tecnologías emergentes que pueden desempeñar un papel fundamental en la adaptación al cambio climático. Se mencionan avances en energías renovables, tecnologías de captura y almacenamiento de carbono, así como soluciones basadas en la inteligencia artificial para el monitoreo y gestión eficiente de recursos. Estos ejemplos ilustran cómo la tecnología puede ser una herramienta poderosa para mitigar los impactos negativos del cambio climático y fomentar la resiliencia de las comunidades afectadas. Además, el informe aborda la necesidad de colaboración entre gobiernos, empresas y la sociedad civil para impulsar la adopción y desarrollo de estas tecnologías. Se destaca la importancia de políticas y regulaciones que fomenten la innovación sostenible, así como la inversión en investigación y desarrollo. Asimismo, se subraya la importancia de la educación y la concientización pública para promover un cambio cultural hacia prácticas más sostenibles. En resumen, el informe enfatiza la necesidad imperante de utilizar la innovación tecnológica como herramienta clave en la lucha contra la crisis climática. Proporciona un análisis detallado de cómo diversas tecnologías pueden contribuir a la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, resaltando la importancia de una acción concertada a nivel global para abordar este desafío existencial.

Para leer más ingrese a:

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca los documentos, noticias y tendencias más relevantes del sector eléctrico

Buscador de documentos
Buscador de noticias y tendencias

Banco de Información

Descripción del semáforo tecnológico

Los documentos se clasifican en varios colores tipo semáforo tecnológico que indican el nivel de implementación de la tecnología en el país

Tecnología en investigación que no ha sido estudiado o reglamentado por entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera focal y se encuentra en estudio por parte de las entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera escalable y se encuentran políticas y regulaciones focales establecidas.

La tecnología se aplica a través de servicios  y se encuentran políticas y regulaciones transversales establecidas.

La tecnología se aplica de manera generalizada  y se tiene un despliegue masivo de esta.

Para acceder a todos los documentos publicados y descargarlos ingresa aquí