Mainstreaming Biodiversity into Renewable Power Infrastructure

Mainstreaming Biodiversity into Renewable Power Infrastructure

 Los países se enfrentan a dos retos interconectados: el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Ambos tienen graves implicaciones para la salud humana, el bienestar de la sociedad y la economía, por lo que requieren medidas urgentes y ambiciosas. Aunque los esfuerzos para atajar la pérdida de biodiversidad y el cambio climático suelen reforzarse mutuamente, pueden surgir conflictos y compensaciones. Esto es evidente en la expansión de la energía renovable. Para alcanzar los objetivos de temperatura del Acuerdo de París, el mundo debe electrificar los usos finales de la energía y ampliar rápidamente las fuentes de electricidad de bajas emisiones. En el escenario de emisiones netas cero para 2050 de la AIE, coherente con el objetivo de 1,5 grados centígrados, la capacidad de energía renovable se triplica para 2030 y se multiplica por más de ocho para 2050. Aunque reduce las presiones sobre la biodiversidad relacionadas con el clima, la expansión de las energías renovables podría exacerbar otras presiones. Algunos proyectos de energías renovables afectan negativamente a la biodiversidad, por ejemplo, a través de la pérdida de hábitats, la mortalidad directa de especies y las perturbaciones. Estos efectos pueden acumularse en los distintos proyectos y a lo largo del tiempo, con consecuencias potencialmente significativas. La transición hacia sistemas energéticos de bajas emisiones debe ajustarse no solo al Acuerdo de París, sino también al nuevo Marco Mundial para la Biodiversidad de Kunming-Montreal. Esto requiere un enfoque integrado y estratégico de la planificación de sectores y proyectos que tenga en cuenta sistemáticamente la biodiversidad desde el principio. No tener en cuenta la biodiversidad no sólo ha afectado negativamente a la naturaleza, sino que ha provocado el retraso o la cancelación de proyectos de energías renovables, socavando así la transición. Este informe, Mainstreaming Biodiversity into Renewable Power Infrastructure, subraya la necesidad de aumentar la energía renovable y proteger la biodiversidad al mismo tiempo. Además de examinar exhaustivamente las repercusiones de la energía solar, la energía eólica y las líneas eléctricas en la biodiversidad, el informe presenta buenas prácticas y herramientas para integrar la biodiversidad en la planificación y la política del sector energético. También analiza el conjunto de instrumentos políticos que los gobiernos pueden utilizar para animar a la industria a mitigar los impactos adversos sobre la biodiversidad y promover resultados positivos. Dado que la mayor parte de la infraestructura energética renovable aún no se ha desplegado, tenemos una oportunidad considerable de desarrollar sistemas eléctricos que ofrezcan mejores resultados tanto para el clima como para la biodiversidad. Este informe ofrece a los planificadores gubernamentales, reguladores y responsables de la política medioambiental una valiosa orientación sobre cómo proteger las especies y los ecosistemas a la vez que se incrementa la energía renovable. El mundo se enfrenta a crisis climáticas y de biodiversidad simultáneas, con profundas implicaciones para la salud humana, el bienestar y la economía. La pérdida de biodiversidad y el cambio climático están estrechamente relacionados. Los ecosistemas sanos regulan el clima y prestan servicios como la protección contra las inundaciones que favorecen la adaptación de la sociedad; su degradación empeora el cambio climático. El cambio climático es el factor de pérdida de biodiversidad que más rápido crece. Existen importantes sinergias entre las medidas relacionadas con el clima y la biodiversidad, pero también posibles conflictos y compensaciones. Esto es evidente en la expansión de la energía renovable. La electrificación del uso de la energía y el aumento de la energía renovable son fundamentales para limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1,5 °C y, por tanto, para hacer frente a la pérdida de biodiversidad mundial. Sin embargo, si no se planifica y gestiona con cuidado, la expansión de las infraestructuras de energía renovable podría provocar la pérdida de biodiversidad. Esto, a su vez, podría socavar la resistencia de los ecosistemas al cambio climático, su capacidad para capturar carbono y su contribución a la adaptación de la sociedad. 

 

El reto para los países es aumentar rápidamente la energía renovable sin comprometer sus compromisos para detener y revertir la pérdida de biodiversidad. Esto exige un enfoque integrado para aprovechar las sinergias, minimizar las compensaciones y evitar consecuencias imprevistas. Requiere que los gobiernos consideren y aborden sistemáticamente tanto los objetivos climáticos como los de biodiversidad en toda la planificación y la política eléctrica. Este informe examina los datos sobre el impacto en la biodiversidad de las infraestructuras de energía renovable, centrándose en la energía solar (fotovoltaica y solar concentrada), la energía eólica (terrestre y marina) y las líneas eléctricas. Identifica buenas prácticas para integrar la biodiversidad en la planificación y la política del sector energético. Aunque el informe subraya la necesidad de hacer frente a los efectos adversos del abastecimiento de minerales para infraestructuras de energía renovable, se centra principalmente en la comprensión y el tratamiento de los efectos de la construcción y explotación de infraestructuras de energía renovable. Las infraestructuras de energías renovables pueden afectar a la biodiversidad de varias formas, como la mortalidad directa de especies (por ejemplo, por colisión o electrocución); la pérdida y degradación de hábitats; la fragmentación de hábitats y los efectos barrera sobre el movimiento de las especies; la alteración de hábitats; los cambios fisiológicos y de comportamiento; y los impactos sobre los servicios ecosistémicos. Estos impactos pueden acumularse a través de proyectos, del tiempo y de las fronteras políticas, lo que puede provocar un declive de las poblaciones de especies y de la integridad de los ecosistemas. La naturaleza y el alcance de los impactos dependen del tipo de infraestructura (por ejemplo, energía solar fotovoltaica o energía solar concentrada) y de su diseño, de dónde y cómo se extraen y procesan los insumos minerales críticos, de dónde se ubica la infraestructura y de cómo se construye, opera, mantiene y desmantela. Aunque en los últimos años ha aumentado considerablemente la base de datos sobre el impacto de las energías renovables en la biodiversidad, es incompleta y desigual en cuanto a tecnologías, especies, ecosistemas y zonas geográficas. Por ejemplo, se conocen mejor los efectos de la energía eólica en los ecosistemas terrestres que en los marinos. Del mismo modo, los factores de riesgo y las consecuencias para las aves se estudian más exhaustivamente que para otros grupos de especies. La mayor parte de los datos y conocimientos detallados proceden de Europa y Norteamérica; existen importantes lagunas en los países en desarrollo y otras zonas geográficas en las que se prevé que se produzca la mayor parte del desarrollo de nuevas energías renovables. Las principales lagunas de conocimiento e incertidumbres comunes a todas las energías renovables incluyen los efectos a nivel de población, cómo los impactos sobre las especies pueden tener efectos en cadena sobre las comunidades ecológicas y los servicios de los ecosistemas, los impactos acumulativos (por ejemplo, para las especies migratorias) y los impactos indirectos. La planificación estratégica es crucial para desarrollar sistemas energéticos que ofrezcan mejores resultados tanto para el clima como para la naturaleza. La selección de las tecnologías de generación de electricidad y el lugar donde se despliegan tienen importantes repercusiones para la biodiversidad. Si tienen en cuenta la biodiversidad en una fase temprana del proceso de planificación, los gobiernos pueden reducir en gran medida los riesgos para la biodiversidad que plantean los proyectos de energías renovables. La incorporación de datos sobre biodiversidad a los modelos de planificación energética puede ayudar a identificar opciones de expansión de la capacidad eléctrica que equilibren costos, emisiones de carbono y protección de la biodiversidad. 

La creación de zonas de energías renovables, designadas en función de consideraciones de biodiversidad, puede alejar los proyectos de energías renovables de las zonas de alto riesgo para la biodiversidad (por ejemplo, zonas clave para la biodiversidad o rutas migratorias) y dirigirlos hacia zonas de bajo riesgo. Al evaluar las políticas, planes y programas del sector energético, es imperativo que los gobiernos evalúen los impactos acumulativos sobre la biodiversidad, por ejemplo mediante evaluaciones ambientales estratégicas. Las herramientas de evaluación de políticas, como los análisis multicriterio y de costos y beneficios, deberían tratar de integrar los valores de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos. Una estrategia clave para la ubicación de bajo riesgo de las energías renovables es optimizar el uso de los tejados y otras infraestructuras existentes para los paneles solares. Otra estrategia consiste en aprovechar la abundancia de terrenos reconvertidos, como los baldíos y las zonas agrícolas abandonadas. La coubicación de la energía renovable con otras actividades económicas puede aliviar la presión sobre el uso del suelo y el mar, al tiempo que se aprovechan las posibles sinergias entre los objetivos sociales, económicos y medioambientales. Algunos ejemplos son la ubicación de paneles solares entre turbinas eólicas o la integración de infraestructuras eléctricas con la agricultura o la acuicultura. La coordinación eficaz entre ministerios y niveles de gobierno es fundamental para abordar las sinergias y compensaciones políticas. Existen oportunidades para mejorar la colaboración transfronteriza, por ejemplo, mediante la ordenación conjunta del territorio, el intercambio de conocimientos y la cooperación al desarrollo para reforzar la capacidad de los países de integrar la biodiversidad. La conexión de las redes a través de las fronteras nacionales o estatales podría aumentar las oportunidades de ubicar las energías renovables a bajo costo y bajo riesgo, pero los países deben evaluar y mitigar los posibles impactos adversos de la ampliación de la infraestructura de transmisión.

El informe aborda la integración de la biodiversidad en la infraestructura de energía renovable. Se destaca que las energías renovables son fundamentales para abordar el cambio climático, pero su desarrollo a menudo entra en conflicto con la conservación de la biodiversidad. El informe enfatiza la importancia de abordar este desafío mediante la integración de consideraciones de biodiversidad en todas las etapas del desarrollo de la infraestructura de energía renovable. Una de las principales conclusiones del informe es que la planificación adecuada es esencial para minimizar los impactos negativos en la biodiversidad. Esto incluye la identificación de áreas con alto valor de biodiversidad que deben protegerse, así como la selección de sitios para proyectos de energía renovable que minimicen los impactos en la vida silvestre. También se destaca la importancia de llevar a cabo evaluaciones de impacto ambiental exhaustivas y consultas con las partes interesadas para garantizar la integración efectiva de la biodiversidad. El informe también destaca la importancia de adoptar tecnologías y prácticas de operación que reduzcan los impactos en la biodiversidad. Esto incluye la implementación de medidas para evitar la colisión de aves y murciélagos con aerogeneradores, así como la restauración de hábitats degradados en áreas cercanas a las instalaciones de energía renovable. Se enfatiza que estas medidas deben ser parte integral de la planificación y operación de proyectos de energía renovable, y no simplemente medidas adicionales. Además, el informe destaca la importancia de la colaboración entre los sectores de energía renovable y conservación de la biodiversidad. Se menciona la necesidad de establecer asociaciones entre empresas, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, y comunidades locales para abordar de manera efectiva los desafíos relacionados con la integración de la biodiversidad en la infraestructura de energía renovable. Se destaca que esta colaboración es fundamental para lograr un equilibrio entre la expansión de la energía renovable y la conservación de la biodiversidad.  

Para leer más ingrese a:

 

 

 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca los documentos, noticias y tendencias más relevantes del sector eléctrico

Buscador de documentos
Buscador de noticias y tendencias

Banco de Información

Descripción del semáforo tecnológico

Los documentos se clasifican en varios colores tipo semáforo tecnológico que indican el nivel de implementación de la tecnología en el país

Tecnología en investigación que no ha sido estudiado o reglamentado por entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera focal y se encuentra en estudio por parte de las entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera escalable y se encuentran políticas y regulaciones focales establecidas.

La tecnología se aplica a través de servicios  y se encuentran políticas y regulaciones transversales establecidas.

La tecnología se aplica de manera generalizada  y se tiene un despliegue masivo de esta.

Para acceder a todos los documentos publicados y descargarlos ingresa aquí