Overcoming the Energy Trilemma: Secure and Inclusive Transitions

Overcoming-the-Energy-Trilemma-Secure-and-Inclusive-Transitions.jpg

Desde 2022, en el contexto de la crisis energética mundial, el G7 ha respondido con firmeza y ha actuado de forma masiva para construir la nueva economía mundial de la energía limpia mediante compromisos colectivos e importantes cambios en las políticas de los países. Los líderes del G7 han encomendado a la Agencia Internacional de la Energía (AIE) la tarea de asesorar sobre cómo abordar el triple reto de la seguridad energética, el cambio climático y el aumento de los riesgos geopolíticos mediante acciones concretas que reduzcan la exposición a los riesgos inmediatos al tiempo que se avanza hacia un sistema energético más resistente y sostenible para el futuro. La diversidad es una consigna clave: diversas fuentes y suministros de energía, diversas cadenas de suministro de energía limpia, incluyendo la fabricación y los minerales críticos. En el momento en que Japón cede la Presidencia del G7 a Italia, la AIE se complace en hacer un seguimiento del progreso de los compromisos del G7 en materia de seguridad energética y acciones climáticas hacia una senda alineada de 1,5 °C, y en ofrecer recomendaciones sobre las futuras prioridades del G7. Entre ellas se incluyen orientaciones sobre el cumplimiento de los compromisos mundiales y oportunidades para tender puentes entre las economías avanzadas y emergentes a través de los procesos del G7, el G20 y la Conferencia de las Partes (COP). Este informe pretende responder en detalle a la invitación de la Reunión de Líderes del G7 en Hiroshima en mayo de 2023 expresada en su Comunicado de Hiroshima del G7: «Si bien se reconocen diversas vías en función de la situación energética, las estructuras industriales y sociales y las condiciones geográficas de cada país, se destaca que éstas deben llevar al objetivo común de cero emisiones netas para 2050 a más tardar, a fin de mantener un límite de 1,5°C al alcance de la mano. En este sentido, se invita a la AIE a hacer recomendaciones antes de finales de este año sobre las opciones para diversificar los suministros de energía y minerales críticos, así como la fabricación de energía limpia. De este modo, junto con los socios, se pretende abordar de forma holística la seguridad energética, la crisis climática y el riesgo geopolítico, incluida la expansión del uso mundial de energías renovables, con el fin de lograr emisiones netas cero en 2050 a más tardar y mantener al alcance el límite de 1,5 °C de aumento de la temperatura». El trilema de la política energética ha sido tradicionalmente el de cumplir los objetivos de sostenibilidad, seguridad y competitividad. El mandato del Comunicado de los Líderes del G7 utiliza el concepto de trilema para describir los riesgos para la seguridad energética, el clima y la estabilidad geopolítica. Esta definición está bien justificada por el aumento de las preocupaciones actuales en materia de seguridad de abastecimiento, clima y geopolítica. Han surgido nuevos riesgos para el sector energético desde la pandemia de Covid-19, con la invasión de Ucrania por parte de la Federación Rusa (en adelante Rusia), la crisis energética mundial de 2022/23 y la inestabilidad actual en Oriente Medio. Estos acontecimientos han reforzado la necesidad de que el G7 mantenga su firme compromiso con una agenda de seguridad energética global y modernizada que aborde los riesgos actuales y futuros a medida que el sistema energético experimenta una profunda transformación. La preocupación por la seguridad energética se vio acentuada por la crisis energética mundial desencadenada por la invasión rusa de Ucrania. Los precios del gas natural alcanzaron máximos históricos después de que Rusia cortara el suministro de gas a Europa, al igual que los precios del carbón.

 

La AIE activó la liberación coordinada de reservas de petróleo de emergencia, lo que supuso la cuarta y quinta acciones colectivas emprendidas por la AIE desde su creación, siendo cada una de ellas la mayor de su historia. Las tensiones geopolíticas siguen siendo un importante factor de riesgo para los mercados energéticos. En particular, la participación de Rusia en las acciones de control de la oferta de petróleo de la alianza OPEP+ ha tensado los mercados mundiales de petróleo y ha creado una presión al alza sobre los precios del crudo. La repentina escalada del riesgo geopolítico en Oriente Medio, región que representa más de un tercio del comercio marítimo mundial de petróleo, ha puesto en vilo a los mercados petroleros. En consonancia con su misión de mantener la seguridad energética, la AIE seguirá vigilando de cerca los mercados de la energía durante el invierno 2023/24 y más allá. Como siempre, la Agencia está dispuesta a actuar si es necesario para garantizar que los mercados sigan estando adecuadamente abastecidos. Las drásticas subidas de los precios del petróleo, el gas y el carbón en 2022 provocaron un aumento de los costos de la electricidad en muchas partes del mundo durante los dos últimos años. En Europa, los precios de la electricidad en 2022 alcanzaron niveles cuatro o cinco veces superiores a los históricos. Estas subidas de precios resultaron ser una carga muy pesada para los consumidores de energía, y los gobiernos del G7 pusieron en marcha medidas de protección para proteger a los más vulnerables. En muchas economías del G7, los precios de la energía siguen siendo un motor clave de la inflación y ensombrecen las perspectivas de los mercados financieros y la inversión de cara a 2024. La preocupación por la crisis climática se ha acentuado. 2023 será el año más caluroso jamás registrado. Las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) relacionadas con la energía disminuyeron en 2020 como consecuencia de la pandemia de Covid-19, pero repuntaron bruscamente en 2021 y crecieron otro 1% en 2022. Se prevé que la demanda mundial de carbón y petróleo, las dos mayores fuentes de emisiones de CO2 relacionadas con la energía, alcance un nuevo máximo histórico en 2023. Los fenómenos meteorológicos extremos, como olas de calor, sequías, incendios forestales, tormentas tropicales e inundaciones, fueron más frecuentes que nunca. En este contexto, el inventario mundial acordado en la COP28 en diciembre de 2023 establece importantes objetivos para 2030, que están en consonancia con el análisis de la AIE, en particular triplicar la capacidad mundial de energía renovable, duplicar la tasa de mejora de la eficiencia energética, reducir las emisiones de metano y abandonar los combustibles fósiles.

 

El informe aborda la compleja intersección entre la seguridad energética, la sostenibilidad y la accesibilidad para garantizar un suministro confiable de energía. Destaca la importancia de superar el «trilema energético», que consiste en equilibrar la seguridad, la sostenibilidad y la accesibilidad en el suministro energético global. El documento resalta que la transición hacia fuentes de energía más sostenibles y renovables es crucial para abordar el cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, también enfatiza la necesidad de garantizar que esta transición sea inclusiva, protegiendo a las comunidades más vulnerables y evitando la exclusión energética. Además, el informe propone estrategias para superar los desafíos del trilema energético, tales como invertir en tecnologías innovadoras, promover políticas que fomenten la eficiencia energética y diversificar las fuentes de energía para reducir la dependencia de combustibles fósiles. Asimismo, hace hincapié en la importancia de la colaboración internacional y la cooperación entre gobiernos, empresas y la sociedad civil para lograr una transición energética exitosa. En resumen, el informe destaca la necesidad de abordar el trilema energético de manera integral y equilibrada, priorizando la seguridad, la sostenibilidad y la accesibilidad para garantizar un suministro energético confiable y justo para todos, mientras se avanza hacia un futuro más sostenible y menos dependiente de los combustibles fósiles.

Para leer más ingrese a:

https://www.iea.org/reports/overcoming-the-energy-trilemma-secure-and-inclusive-transitions

https://iea.blob.core.windows.net/assets/29875a66-aebe-49aa-a2b1-d0824db302c2/OvercomingtheEnergyTrilemma_SecureandInclusiveTransitions.pdf

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca los documentos, noticias y tendencias más relevantes del sector eléctrico

Buscador de documentos
Buscador de noticias y tendencias

Banco de Información

Descripción del semáforo tecnológico

Los documentos se clasifican en varios colores tipo semáforo tecnológico que indican el nivel de implementación de la tecnología en el país

Tecnología en investigación que no ha sido estudiado o reglamentado por entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera focal y se encuentra en estudio por parte de las entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera escalable y se encuentran políticas y regulaciones focales establecidas.

La tecnología se aplica a través de servicios  y se encuentran políticas y regulaciones transversales establecidas.

La tecnología se aplica de manera generalizada  y se tiene un despliegue masivo de esta.

Para acceder a todos los documentos publicados y descargarlos ingresa aquí