SUPPORTING ADVANCED CONDUCTOR DEPLOYMENT: BARRIERS AND POLICY SOLUTIONS

SUPPORTING ADVANCED CONDUCTOR DEPLOYMENT: BARRIERS AND POLICY SOLUTIONS

El informe se focaliza en el potencial de los conductores avanzados para revolucionar la capacidad de transmisión y respaldar la integración de energías limpias, destacando las principales barreras que obstaculizan su adopción generalizada en Estados Unidos. Estas barreras abarcan limitaciones técnicas, obstáculos regulatorios y escasez de personal, presentando un desafío multifacético. A pesar de la disponibilidad de los conductores avanzados durante más de dos décadas, persiste su subutilización debido a metodologías de planificación variadas e inercia institucional. Surge como tema central la necesidad urgente de alinear los incentivos de las empresas de servicios públicos, mejorar la planificación de la transmisión e invertir en el desarrollo de la fuerza laboral. El estudio aboga por esfuerzos coordinados a nivel federal, estatal e industrial para agilizar los procesos de permisos, establecer estándares de eficiencia e incentivar el despliegue de conductores avanzados. Al abordar estas barreras de frente, el informe vislumbra un paisaje de transmisión transformado capaz de acomodar el crecimiento de la energía renovable y alcanzar ambiciosos objetivos de descarbonización para el 2035. La discusión se centra en la infrautilización de los conductores avanzados en el sistema de transmisión de EE. UU. a pesar de su disponibilidad durante más de dos décadas. Muchos proyectos de repotenciación o reconstrucción no utilizan conductores avanzados, lo que podría aumentar la capacidad. Existen diferentes métodos de planificación de transmisión en todo el país, con diferentes niveles de éxito en el desarrollo de la transmisión. La falta de prácticas uniformes de planificación crea barreras para la repotenciación con conductores avanzados. Entrevistas con expertos de la industria resaltaron barreras como escasez de mano de obra, horizontes de planificación limitados y falta de información precisa del sistema. Las organizaciones de planificación enfrentan desafíos para integrar nuevas tecnologías de conductores debido a estudios atrasados, demandas de carga crecientes e incertidumbre en las previsiones de carga y generación. Por lo cual, se sugieren horizontes de planificación más largos que pueden ser beneficiosos para implementar conductores avanzados, debido a que pueden reducir pérdidas y aumentar la capacidad durante varias décadas. Estudios de caso, como el de Southern California Edison utilizando conductores avanzados para aumentar la capacidad y reducir el riesgo de incendios forestales, demuestran los beneficios de la repotenciación. Barreras institucionales, como la adopción lenta de nuevas tecnologías y estándares de equipos rígidos, también obstaculizan el uso generalizado de conductores avanzados. La falta de capacitación y herramientas para manejar conductores avanzados complica aún más su integración. Las recomendaciones del estudio incluyen la adopción de cambios legislativos, regulatorios y de planificación para aumentar el uso de conductores avanzados en proyectos de repotenciación y mejorar la capacidad de transmisión del país.

La adopción de conductores avanzados en la industria de transmisión es un tema de gran relevancia debido a su potencial para mejorar significativamente la capacidad y eficiencia del sistema eléctrico. Si bien estos conductores ofrecen una serie de beneficios, como una mayor capacidad de transmisión y menores pérdidas de energía, también enfrentan desafíos considerables que limitan su adopción generalizada. Uno de los principales obstáculos es el costo inicial más elevado en comparación con los conductores estándar, lo cual puede generar reticencia por parte de las empresas y reguladores a la hora de aprobar proyectos de reconducción con conductores avanzados. Esta barrera financiera se ve agravada por la incertidumbre en torno a la recuperación de la inversión a lo largo del tiempo, lo que complica la justificación económica de estos proyectos para las compañías eléctricas. En otra instancia, existen barreras técnicas y regulatorias que dificultan la implementación masiva de conductores avanzados en la infraestructura de transmisión. Entre estas barreras se encuentran la falta de estándares de eficiencia para líneas de transmisión y la complejidad de los procesos de permisos, especialmente en áreas densamente pobladas. La reconducción de líneas existentes con conductores avanzados también plantea desafíos operativos, como la necesidad de evaluar la capacidad de carga y estabilidad del sistema antes y después de la implementación de estos conductores. Asimismo, la falta de disponibilidad de materiales y equipos especializados puede retrasar los proyectos de reconducción y aumentar sus costos. A pesar de estos obstáculos, la adopción de conductores avanzados ofrece una serie de ventajas significativas para el sistema eléctrico y la transición hacia una red más limpia y eficiente. Estos conductores pueden ayudar a mejorar la confiabilidad del sistema al reducir las pérdidas de energía y aumentar la capacidad de transmisión, lo que es decisivo para integrar de manera efectiva fuentes de energía renovable y mejorar la resiliencia ante eventos climáticos extremos. Para superar las barreras identificadas, es necesario implementar políticas y estrategias que promuevan la inversión en conductores avanzados, como incentivos financieros para las empresas eléctricas y estándares de eficiencia claros y aplicables a nivel regulatorio. Asimismo, es fundamental mejorar la coordinación y colaboración entre los actores de la industria, incluyendo a los reguladores, empresas eléctricas, y organismos de planificación, para asegurar una transición efectiva hacia una red eléctrica más moderna y sostenible.

Si bien se asume que la reconducción es más fácil de permitir que la construcción de nuevas líneas de transmisión, aún puede desencadenar procesos de permisos ambientales y locales prolongados, especialmente para líneas antiguas en áreas densamente pobladas. Los requisitos de permisos para la reconducción carecen de consenso entre los expertos de la industria. El costo inicial de los conductores avanzados, que puede ser de dos a cuatro veces mayor que los conductores estándar, es una barrera significativa. Los reguladores y defensores de los consumidores se muestran reacios a aprobar proyectos que parecen ser «bañados en oro» sin una necesidad clara a corto plazo de capacidad adicional. Sin embargo, algunas regiones, como Montana, están adoptando conductores avanzados debido a sus beneficios a largo plazo, como la reducción de pérdidas de línea y el aumento de la resistencia a incendios forestales. En un mismo sentido, existen barreras técnicas, incluyendo preocupaciones sobre la edad y salud de las estructuras existentes, que en algunos casos pueden requerir reconstrucciones completas. La reconducción con conductores avanzados generalmente no se considera una estrategia viable para líneas de transmisión largas (más de 50 millas) puesto que no abordan limitaciones de estabilidad o caída de voltaje. Además, sacar de servicio líneas con carga elevada para reconducirlas puede violar requisitos de confiabilidad y transferir carga a líneas paralelas, lo que a menudo se considera insostenible. El documento destaca posibles soluciones a algunas de estas barreras, como rehabilitación selectiva de estructuras, seccionamiento de líneas largas con inversores de formación de red, y técnicas de reconducción en línea viva, como las demostradas por AEP en Texas.

Integrar conductores avanzados en el proceso de planificación de transmisión es fundamental para mejorar la eficiencia y reducir costos en el sector energético. Este análisis resalta cómo diferentes regiones en los Estados Unidos tienen enfoques diversos hacia la planificación de transmisión, lo que resulta en una falta de inversiones regionales en transmisión. Se enfatiza el proceso de Planificación de Transmisión a Largo Plazo de MISO por priorizar la generación limpia y reutilizar la infraestructura existente. Se menciona que la próxima regla de planificación regional de FERC requerirá una planificación proactiva que considere múltiples beneficios en un horizonte de 20 años. Además, la Orden 2023 de FERC alienta a considerar alternativas como conductores avanzados en la planificación de transmisión. Se sugiere la creación de monitores de transmisión independientes (ITMs) para asegurar el valor de los proyectos de transmisión para los clientes. Se destacan estados como Colorado y Nuevo México por establecer autoridades de transmisión independientes para apoyar el desarrollo de líneas de transmisión. Se anima a los legisladores estatales a aprobar leyes que requieran a las empresas de servicios públicos evaluar conductores avanzados y otras tecnologías mejoradoras de la red en sus procesos de planificación. Además, se aboga por una mejor coordinación entre la planificación de generación y transmisión para maximizar la eficiencia de costos en todo el sistema. En cuanto a los beneficios de utilizar conductores avanzados para actualizar las líneas de transmisión existentes, se destaca que es una forma rentable de mejorar la eficiencia y reducir las pérdidas de energía. Se sugiere establecer estándares de eficiencia energética de la industria para promover una adopción más amplia de conductores avanzados, lo que podría ahorrar miles de millones de dólares anualmente a los consumidores. Adicionalmente, se resalta la importancia del apoyo federal y estatal en la financiación de proyectos que involucren la reconducción con conductores avanzados. Se sugieren formas de aumentar el porcentaje de fondos otorgados a tales proyectos y se fomenta el uso de conductores avanzados en la construcción de nuevas líneas. Además, se recomienda expandir las oportunidades de financiamiento e incentivos fiscales para incentivar la reconducción de líneas de transmisión con conductores avanzados. El documento aboga por establecer un objetivo nacional para aumentar la capacidad de transmisión para 2030 para acelerar el despliegue de conductores avanzados. Igualmente, se menciona la importancia de abordar problemas en la cadena de suministro relacionados con transformadores de potencia grandes para apoyar proyectos que involucren la reconducción con conductores avanzados.

Los conductores avanzados representan una oportunidad a corto plazo para expandir la red de transmisión a lo largo de los derechos de vía existentes, abordando la presión en el sistema eléctrico debido a nuevos generadores y demanda. A pesar de su potencial para ahorros para los clientes y la implementación de energía limpia, la adopción de conductores avanzados ha estado rezagada debido a que las empresas de servicios públicos y los reguladores evitan los mayores costos iniciales. Para permitir el uso generalizado de conductores avanzados, los responsables políticos, reguladores y operadores de red deben implementar políticas clave como legislaciones que exijan la consideración de conductores avanzados por parte de las empresas de servicios públicos, estándares tecnológicos, procedimientos de permisos claros, financiamiento adicional y procesos de planificación mejorados. Proporcionar financiamiento de emergencia a través de la Ley de Producción de Defensa podría aliviar la escasez de transformadores, que son esenciales para la expansión de la red. 

El Departamento de Energía debería finalizar el proceso para utilizar la Ley de Producción de Defensa para la fabricación de transformadores y extenderlo a materiales y componentes necesarios para la producción de transformadores. Los procesos de permisos deben simplificarse, con el DOE estableciendo una exclusión categórica para la reconducción con conductores avanzados bajo la Ley Nacional de Política Ambiental. Los estados también deberían revisar y acelerar sus procesos de permisos para conductores avanzados. Las instituciones académicas, investigadores y laboratorios nacionales deberían estudiar y presentar casos de éxito, abordar objeciones y mitos, y apoyar la confianza en la preparación de la tecnología. Los programas de capacitación laboral deben expandirse para preparar a los trabajadores para instalar conductores avanzados y construir nuevas líneas de transmisión. Los programas de capacitación de sindicatos existentes, programas de colegios comunitarios y oportunidades para mejorar las habilidades de la fuerza laboral actual serán claves. La tecnología está lista y ahora es el momento de su implementación. Referente a la importancia de los conductores avanzados y los esfuerzos de modernización de la red para apoyar la transición hacia energía limpia y satisfacer la creciente demanda de electricidad, el informe destaca iniciativas dirigidas a acelerar la implementación de conductores avanzados, que ofrecen una mayor capacidad y eficiencia en comparación con los conductores tradicionales. Diferentes estados han propuesto o promulgado legislaciones para promover el uso de conductores avanzados y tecnologías mejoradoras de la red. A su vez, se exponen esfuerzos federales, incluyendo programas de financiamiento, revisiones de la cadena de suministro y actualizaciones regulatorias para facilitar la modernización y la resiliencia de la red. Se menciona desarrollos en la industria, como nuevas instalaciones de fabricación y servicios de instalación para conductores avanzados. En general, el informe enfatiza el papel de las mejoras en la infraestructura de transmisión y las tecnologías avanzadas para permitir la descarbonización de la red eléctrica y satisfacer las futuras necesidades energéticas.

 

En general, el informe sobre conductores avanzados destaca su potencial para transformar la capacidad de transmisión y facilitar la integración de energías limpias en Estados Unidos. Aunque ofrecen beneficios significativos, como una mayor capacidad y eficiencia en comparación con los conductores estándar, enfrentan desafíos multifacéticos que limitan su adopción generalizada. Estas barreras incluyen obstáculos financieros, técnicos y regulatorios, como el costo inicial elevado, la falta de estándares de eficiencia claros, la complejidad de los procesos de permisos y la escasez de capacitación en la fuerza laboral. Se plantea la necesidad de alinear los incentivos económicos y regulatorios para fomentar la inversión en conductores avanzados, mejorar la planificación de la transmisión, agilizar los procesos de permisos, fortalecer la capacitación de los trabajadores y promover la colaboración entre los actores de la industria y los reguladores. Si se abordan estas barreras de manera efectiva, los conductores avanzados pueden desempeñar un papel crucial en la modernización y descarbonización de la red eléctrica, respaldando la transición hacia una infraestructura más eficiente, limpia y resiliente.

Para leer más ingrese a:

 
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca los documentos, noticias y tendencias más relevantes del sector eléctrico

Buscador de documentos
Buscador de noticias y tendencias

Banco de Información

Descripción del semáforo tecnológico

Los documentos se clasifican en varios colores tipo semáforo tecnológico que indican el nivel de implementación de la tecnología en el país

Tecnología en investigación que no ha sido estudiado o reglamentado por entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera focal y se encuentra en estudio por parte de las entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera escalable y se encuentran políticas y regulaciones focales establecidas.

La tecnología se aplica a través de servicios  y se encuentran políticas y regulaciones transversales establecidas.

La tecnología se aplica de manera generalizada  y se tiene un despliegue masivo de esta.

Para acceder a todos los documentos publicados y descargarlos ingresa aquí