The Future of Gas in Illinois

The Future of Gas in Illinois

El informe analiza el futuro del sistema de distribución de gas natural en Illinois mientras el estado se esfuerza por lograr un 100% de energía limpia para 2050 bajo la Ley de Empleos Climáticos y Equitativos (CEJA). Los hallazgos clave y las recomendaciones son claros: las operaciones del sistema de gas no pueden continuar en su forma actual para cumplir con los objetivos de descarbonización de CEJA. La Comisión de Comercio de Illinois (ICC) ha señalado un cambio hacia una supervisión reguladora más estricta, reduciendo las solicitudes de aumento de tarifas y pausando los programas de reemplazo de tuberías. Además, el gas natural renovable (RNG) y el hidrógeno enfrentan desafíos técnicos y económicos significativos como alternativas al gas fósil y no pueden calentar los hogares de Illinois a gran escala de manera realista. El RNG es extremadamente caro y los proyectos actuales enfrentan costos elevados. La modelización de costos muestra que continuar con inversiones habituales en el sistema de gas mientras los clientes se electrifican llevará a tasas crecientes para los clientes restantes, activos varados y costos no recuperados para las empresas de servicios públicos. Una transición no gestionada del gas sería devastadora para las empresas de servicios públicos y los consumidores. El informe recomienda una «transición gestionada» del sistema de distribución de gas mediante políticas que alineen el gasto de capital con la electrificación, proporcionen asistencia de transición para las empresas de gas y los trabajadores, protejan a los clientes restantes de los choques de tarifas y aseguren una transición equitativa para las comunidades desatendidas. Además, el informe destaca los costos y riesgos crecientes asociados con la dependencia de Illinois en el gas metano y la necesidad de una transición gestionada hacia fuentes de energía limpias y renovables. Los cuatro principales servicios de gas de Illinois enfrentan riesgos financieros sustanciales debido a la infraestructura envejecida que requiere reemplazos costosos, con más de $1.5 mil millones gastados anualmente en mejoras de capital. Para 2030, las tarifas de los clientes necesitarían aumentar en un 45% en promedio para cubrir los costos de entrega crecientes, incluso con una base de clientes estable. Para 2035, se requeriría un aumento del 94% en las tarifas. Las empresas de gas están acumulando riesgos de activos varados, que podrían alcanzar los $80 mil millones para 2050 si las inversiones en infraestructura continúan sin un plan de transición. Una transición no gestionada afectará desproporcionadamente a las comunidades de bajos ingresos y justicia ambiental que no pueden cambiar a alternativas más limpias. Una transición gestionada que involucre supervisión regulatoria, colaboración de las partes interesadas e inversiones coordinadas en tecnologías de energía limpia es clave para garantizar la seguridad, la fiabilidad, la asequibilidad y la equidad durante el cambio energético. La descarbonización a escala de vecindarios, enfocada en la transición de vecindarios enteros a fuentes de energía limpias y electrodomésticos eléctricos, es una estrategia crítica para evitar costos crecientes e inequidades profundas. El informe enfatiza la urgencia de que Illinois planifique e implemente proactivamente una transición gestionada del gas para lograr un futuro energético equitativo, seguro y rentable.

El uso de gas metano en Illinois conlleva costos ambientales y sociales significativos, subrayando la necesidad de que el estado alinee sus objetivos climáticos y de equidad con una planificación energética a largo plazo. Las emisiones de metano por el uso de gas han sido subestimadas, resultando en un costo social sustancial estimado en $7.3 mil millones anuales. A pesar de que Illinois ha priorizado políticas de justicia ambiental y asequibilidad energética, la inequidad energética persiste, afectando desproporcionadamente a las comunidades de bajos ingresos y justicia ambiental. La CEJA busca abordar estas disparidades, pero carece de objetivos específicos para descarbonizar el sector de edificios dependientes del gas, para cumplir los compromisos climáticos. Es imperativo que Illinois establezca metas sectoriales de descarbonización, facilite el acceso a tecnologías de energía limpia para todos los niveles de ingresos y comprometa a las empresas de servicios de gas a reducir emisiones y desarrollar infraestructuras de energía limpia a través de una planificación a largo plazo. Tecnologías competidoras, como las bombas de calor de fuente de aire, están ganando terreno, con ventas superando a las de los hornos de gas en 2022, impulsadas por mejoras tecnológicas, la concienciación del consumidor y los incentivos gubernamentales, como la Ley de Reducción de la Inflación. Illinois es uno de los principales estados consumidores de gas metano en los Estados Unidos, con el 75% de los hogares utilizando gas para calefacción. El estado depende en gran medida del gas importado de otros estados y cuenta con una infraestructura de gas densa, ocupando el tercer lugar en el país en cuanto a millas totales de redes de distribución. Más de un tercio del sistema de distribución existente tiene más de 50 años y necesita ser reemplazado, requiriendo un gasto de capital considerable. Las «Cuatro Grandes» empresas de servicios públicos en Illinois (Ameren, Nicor, North Shore y Peoples) sirven a más del 97% de los clientes de gas del estado. Entre 2014 y 2022, estas empresas aceleraron su gasto de capital en el sistema de gas, invirtiendo más de $9 mil millones y aumentando su planta de gas total en un 84%. Este gasto sustancial, que incluye tasas de retorno garantizadas, se recuperará de los clientes de gas. El mantenimiento del envejecido sistema de gas de Illinois requiere comprometerse con sucesivas olas de reemplazos costosos de tuberías, lo que resultará en un aumento significativo de los costos y tarifas de entrega promedio. El futuro del gas en Illinois es costoso, y el informe examina varios escenarios para futuros gastos de capital y sus posibles impactos en las tarifas y activos no recuperados.

El sector de servicios públicos de gas en Illinois presenta diversos aspectos que requieren análisis detallado, centrándose en las cuatro principales empresas de servicios públicos de gas: Ameren, Nicor, North Shore y Peoples. Uno de los puntos clave es la fijación de cargos fijos por parte de la ICC, que recientemente estableció nuevos cargos fijos para los clientes de calefacción, separados de los cargos variables de entrega. Estos cargos se suman a los recargos y sobrecargos, como el recargo de la Planta de Infraestructura Calificada (QIP) y el recargo de ajuste de gastos incobrables, que han desempeñado un papel significativo en la recaudación de ingresos. Además, las tarifas de suministro, determinadas por el mercado, pueden ser volátiles y afectar la asequibilidad de las facturas, como se observó durante el invierno 2021-2022, cuando las facturas de gas aumentaron considerablemente. En un esfuerzo por abordar las disparidades económicas, la ICC ordenó la implementación de un sistema de tarifas escalonadas (LIDA) para clientes de bajos ingresos, con descuentos que van del 5% al 83% según los niveles de ingresos. Por otra parte, las empresas de servicios públicos tienen diferentes cantidades de redes de distribución, tuberías de transmisión, instalaciones de almacenamiento subterráneas y plantas de reserva, siendo Nicor la más grande en términos de activos de distribución y Ameren la que posee más activos de transmisión y almacenamiento. Este panorama proporciona una visión completa del sector de servicios públicos de gas en Illinois, abarcando aspectos como tarifas, programas de asistencia y detalles de infraestructura. En cuanto a la infraestructura envejecida del sistema de distribución de gas natural en Illinois, especialmente de las empresas Ameren, Nicor, North Shore y Peoples Gas, se destaca que una parte sustancial de las redes de distribución (36%) se instaló antes de 1970, lo que las convierte en tuberías con más de 50 años de antigüedad. Las empresas con sistemas más antiguos son Ameren (42% de tuberías instaladas antes de 1970) y Nicor (35%). Aunque solo un pequeño porcentaje (2%) de las tuberías está oficialmente categorizado como «propenso a fugas» por PHMSA, las empresas reconocen que los materiales más antiguos, como el acero vintage y ciertos tipos de plástico, también representan riesgos a medida que envejecen. Para abordar esto, las empresas han acelerado el gasto de capital, invirtiendo más de $9 mil millones de 2014 a 2022, principalmente en infraestructura de distribución. Sin embargo, se requerirán importantes gastos de capital continuos para reemplazar sucesivas cohortes de tuberías envejecidas. Las empresas también están invirtiendo en infraestructura de transmisión para cumplir con las regulaciones y extender sus redes a través de las asignaciones de extensión de líneas para atraer nuevos clientes.

 

El impacto de los niveles de gasto de capital por parte de las empresas de gas en Illinois en sus futuros requisitos de ingresos, costos de entrega promedio por cliente y riesgos de activos varados es un tema relevante. En la situación actual de gasto de capital (BaU), se observa un aumento significativo en los requisitos de ingresos y los costos de entrega promedio, más que duplicándose para 2030 incluso con salidas moderadas de clientes. Por otro lado, un gasto de capital plano (sin crecimiento) reduce el aumento en los requisitos de ingresos y los costos de entrega promedio en comparación con BaU, pero aun así, los costos se duplican para mediados o finales de la década de 2030. Un gasto de capital decreciente alineado con las salidas de clientes proporciona el resultado más favorable, reduciendo los requisitos de ingresos acumulativos para 2050 en un 36-42% en comparación con BaU. Sin embargo, los costos de entrega promedio aún se duplican para la década de 2030. Los riesgos de activos varados son sustanciales bajo el gasto de BaU, con saldos de plantas de gas no recuperados aumentando seis veces a $80 mil millones para 2050. Un gasto plano y decreciente puede reducir este riesgo en un 59-67%. Incluso con un gasto decreciente, los activos no recuperados casi se duplican de $13.4 mil millones en 2024 a $26.1 mil millones en 2050 debido al gasto pasado. Nicor tiene el mayor riesgo de activos varados, representando aproximadamente el 50% del total de saldos no recuperados entre las empresas de servicios públicos. Este análisis destaca los desafíos que enfrentan las empresas de servicios públicos en la gestión de costos y activos varados a medida que aumentan las salidas de clientes, subrayando la necesidad de acción regulatoria y política para abordar estos riesgos durante la transición energética. En general, el informe ofrece una visión integral del futuro del sistema de distribución de gas natural en Illinois bajo la Ley de Empleos Climáticos y Equitativos (CEJA). Destaca la necesidad de una transición gestionada del sistema de gas para cumplir con los objetivos de descarbonización, señalando que las operaciones actuales no son sostenibles en su forma actual. Las recomendaciones incluyen una supervisión regulatoria más estricta, programas de asistencia de transición para empresas y trabajadores de gas, y políticas que alineen el gasto de capital con la electrificación. Se resalta la importancia de abordar los costos y riesgos asociados con la infraestructura de gas envejecida y la dependencia del gas metano. Además, se destaca la necesidad de establecer metas sectoriales de descarbonización, facilitar el acceso a tecnologías de energía limpia y comprometer a las empresas de gas en una planificación a largo plazo. La transición hacia fuentes de energía limpias y renovables se presenta como clave para garantizar un futuro energético equitativo, seguro y rentable en Illinois.

Para leer más ingrese a:

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Busca los documentos, noticias y tendencias más relevantes del sector eléctrico

Buscador de documentos
Buscador de noticias y tendencias

Banco de Información

Descripción del semáforo tecnológico

Los documentos se clasifican en varios colores tipo semáforo tecnológico que indican el nivel de implementación de la tecnología en el país

Tecnología en investigación que no ha sido estudiado o reglamentado por entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera focal y se encuentra en estudio por parte de las entidades del sector.

La tecnología se aplica de manera escalable y se encuentran políticas y regulaciones focales establecidas.

La tecnología se aplica a través de servicios  y se encuentran políticas y regulaciones transversales establecidas.

La tecnología se aplica de manera generalizada  y se tiene un despliegue masivo de esta.

Para acceder a todos los documentos publicados y descargarlos ingresa aquí